viernes, 28 de mayo de 2010

"MAR DEL PLATA TIENE EL TRISTE PRIVILEGIO DE LA NOCHE DE LAS CORBATAS"

ENTREVISTA A ALFREDO JOZAMI

El Colegio de Abogados de la ciudad es por primera vez querellante en un juicio oral por delitos de lesa humanidad a raíz los crímenes que se le imputan al represor Gregorio Rafael Molina, ex suboficial de la Fuerza Aérea. Su vicepresidente, Alfredo Jozami, explicó la decisión de tomar este rol activo y analizó el desarrollo de las audiencias con el testimonio clave de un ex conscripto.

¿Por qué el Colegio de Abogados decidió ser querellante en esta causa?

En el año 2006 el actual Consejo Directivo en una decisión unánime emitió un dictamen por el cual decidió participar como querellante en los juicios donde se investigan violaciones a los derechos humanos particularmente donde las víctimas de estos delitos sean abogados locales. Particularmente se dieron dos acontecimientos muy puntuales. Uno fue la anulación de las leyes de punto final y obediencia debida, lo cual habilitó al colegio con una fundamentación muy frondosa a participar como querellantes. Y la segunda cuestión tiene que ver con los hechos sucedidos en lo que los mismos represores dieron en llamar “La noche de las corbatas” donde varios colegas de la ciudad fueron primero secuestrados luego torturados, algunos continúan en la calidad de desaparecidos, otros muertos, porque hubo entregas de cadáveres como el del doctor Centeno, y los menos fueron liberados, como el caso del doctor Bozzi y el doctor Ricci. Podríamos afirmar que la profesión de abogado fue de las más castigadas de las profesiones. Si uno se remite al libro “Nunca más” va a encontrar una lista que hoy creo recordar que eran 107 o 108 los abogados de Argentina que aparecen como desaparecidos, sin incorporar a los muertos. Mar del Plata tuvo el triste privilegio de que en lo que podríamos llamar una metodología sistemática en un período muy corto de tiempo que comenzó en la noche del 6 de julio y se continuó por tres o cuatro días más se secuestraron los abogados que ya conocemos que sufrieron esa desgracia.

¿También van a querellar en otras causas?

Nos vamos a seguir presentando como querellantes en todas las causas donde se investigan delitos de lesa humanidad donde las víctimas fueron abogados. Y en una causa que tiene vinculación con la causa Molina que tramita en el juzgado del doctor Castellanos estamos presentados como querellantes.
¿Por qué es importante el testimonio del ex conscripto de identidad protegida?
Es importante por la vinculación que tiene con los hechos, haber sido conscripto en ese período negro que fue el año 1976. Esta persona tiene muchos datos, mucho conocimiento, manejaba lo que era la telefonía, era el que recibía los llamados que venían del exterior y los derivaba y también tuvo la particularidad de haber sido custodio dentro de La Cueva. Por ende pudo conocer el lugar, pudo afirmar que vio detenidos, pudo afirmar como era el lugar, cuantas habitaciones tenía, que característica tenía alguno de los detenidos. Inclusive que una de las personas a la que acompañó al baño era un abogado que le dio una nota que él mismo llevó hasta un domicilio cerca de Matheu y Catamarca. Cuestión que nos interesa mucho a nosotros, esta información que dio la vamos a chequear con los abogados sobrevivientes que fueron detenidos en el período del 76.

¿Ustedes tuvieron en algún momento la referencia de la existencia de esa carta?

Es la primera vez que lo escuchamos.

¿Ya están pensando los alegatos a partir de este testimonio?

Vamos a tener que evaluar la prueba, medirla con mucho criterio y con mucha profundidad. Creo que los dos testimonios del comienzo de estas audiencias, que fueron de mujeres víctimas de las aberraciones que habría cometido el imputado sobre todo en los delitos sexuales, son muy importantes. Y sin duda que el testimonio del señor que fue soldado en esa época es muy rico, ha dado detalles muy importantes y ha confirmado la presencia de Molina no solo dentro del cuartel si no en funciones específicas que tienen que ver con el escuadrón de inteligencia. Sin duda este testimonio es sobresaliente sobre muchos de los que pasaron por acá.

¿Cree que los datos que ha brindado el testigo sobre la participación del juez Pedro Federico Hooft son incriminatorios para el magistrado que tiene un jury iniciado en 2006?

Creo que los datos va haber que investigarlos más profundamente. No sé si la palabra sería incriminatorio, pero sí son vinculantes. Y por el hecho de ser vinculantes en una investigación como es la de un jury estos testimonios no pueden quedar al margen, tienen que ser llevados al jurado de enjuiciamiento, analizados profundamente y ampliados. Porque es un hecho relevante de la realidad, o sea, que hay alguien que dice que el doctor Hooft hacía determinadas actividades como llamar a la Base Aérea. Porque en la audiencia se mencionó que se preguntaban por los habeas corpus. Eso pareciera una actividad normal de un juez que tiene en investigación un habeas corpus. Pero también mencionó que decía que iba a ir un abogado, el doctor Cincotta, por el cuartel. Esas afirmaciones no pueden quedar aisladas del jurado de enjuiciamiento porque justamente lo que se está investigando es esta participación del juez en estos hechos. Por ende esto tiene que ser elevado al jurado de enjuiciamiento para que los jueces que están interviniendo investiguen puntualmente este caso.

¿Cuál es la actitud que va a tomar el Colegio de Abogados respecto del jury?

Eso no lo puedo contestar porque soy vicepresidente del colegio que funciona por la totalidad de sus miembros y es una decisión que se toma en el seno de Consejo por medio de una votación.


COMISIÓN DEL JUICIO POR LA VERDAD
COMISIÓN DE APOYO A LOS JUICIOS POR DELITOS DE LESA HUMANIDAD

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada